Ñom

Un año.

Otra vez. Otro más. Esto de vivir frente a una calle muy concurrida. Los gatos no son buenos jugando Frogger.

En un año se hizo querer. Regalón, la guagua nerra, me acompañaba siempre durante el trabajo, encima del escritorio.

Buen viaje, Ñom.